Saltar al contenido

Basmati

El arroz basmati se caracteriza por su agradable aroma y su longitud de grano, es un arroz de grano largo. El nombre de basmati en hindú significa ‘reina de fragancias’

Recetas de Arroz Basmati

En las recetas de arroz basmati encontrarás gran variedad para cocinar con variedad y gusto.

Arroz aromático

El arroz basmati se cultiva en la India y en Pakistán por más de mil años. Los de mayor calidad son los granos que se envejecen por largos períodos previos al descascarillado; esto hace que se conserve con mayor intensidad el aroma característico del arroz basmati.

Cómo se cocina el Arroz Basmati

El grano del arroz basmati es mucho más largo que ancho y durante la cocción se hace aún más largo. A pesar de que tras su cocinado no se suelta, sino más bien se queda el grano junto, no es un arroz que quede pegado unos a otros, tiene la característica de que queda bastante suelto por la propia propiedad del grano.

Cocinar Arroz Basmati

Para cocinar el arroz basmati de forma correcta utilizaremos 2 y 1/2 partes de agua por cada una de arroz, y preparlo es mucho más fácil de lo que en principio se pudiera pensar.

  1. Primeramente pasaremos el grano por el grifo de agua para eliminar cualquier objeto extraño que pudiera contener, al igual que los restos de almidón que pudiera tener la semilla tras el proceso de eliminación de la cáscara. Ya sabemos que es el contenido en almidón el que hace que se pegue mas el arroz.
  2. Tras colar el arroz, pon una cucharadita de aceite ligero de semillas o de oliva en una cacerola, y rehoga el arroz a fuego medio-bajo; esto hace que el arroz después no se aglutine. Incorpora el agua hervida previamente para no cortar la temperatura del arroz y deja a fuego fuerte hasta que hierva.
  3. Una vez que rompa a hervir baja el fuego a medio, y tras 15 minutos de cocción tápalo con una tapadera y deja reposar durante unos minutos con el fuego apagado hasta que se consuma por completo el agua.
  4. Puedes aromatizar con cítricos incorporando ralladura de naranja, o con especias como el anís estrellado. Tan sólo añádelo mientras se cocina y obtendrás una explosión de sabor.