Saltar al contenido

Receta Arroz con Almejas

Las almejas bien lavadas, se abren aparte para luego incorporarlas al plato. Pero antes elaboramos un fumet de pescado. Te lo explicamos paso a paso:

Imprimir Receta
Receta arroz con almejas
Magnifico arroz con almejas para comer con cuchara
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Raciones
Personas
Ingredientes
Raciones
Personas
Ingredientes
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Instrucciones
  1. Durante hora y media se hierve un caldo hecho con la cabeza de merluza, un trozo de cebolla, un diente de ajo y perejil.
  2. Después de lavadas las almejas, se ponen al fuego en un cazo con un poco de agua; a medida que se van abriendo se retiran y el agua se reserva.
  3. En otra cazuela se echan las almejas en aceite caliente, vertiendo sobre ellas un diente de ajo machacado en el mortero con una buena rama de perejil y desleído con agua.
  4. El caldo de cocer la merluza, al que se le añade el de las almejas, se cuela y se echa en la cazuela donde están éstas, agregando más agua si fuese necesaria, el doble que de arroz
  5. Cuando rompe a hervir se añaden el arroz y la carne de la cabeza de merluza.
  6. Se remueve hasta que rompa de nuevo el hervor, se sazona de sal y azafrán, se echan unas gotas de limón y se deja cocer a fuego vivo durante 15 minutos, disminuyendo el calor a medida que el líquido se consume.
  7. Antes de servirlo, se deja reposar destapado durante 10 minutos.

Para elaborar este arroz con almejas, éstas deben estar bien limpias de arena; para ello las sazonamos bien con sal gorda y las dejamos en agua muy fría durante un par de horas, así soltarán toda la arena del interior de las conchas y que es tan difícil de extraer una vez que se cierran. Es un truco muy conocido y que se agradece una vez que están cocinadas porque no andas trochando los dientes con los granitos de arena; una sensación bastante desagradable.

Video Arroz con Almejas

El arroz debe incorporarse junto al sofrito para que dore un poco junto con el aceite y tome todo su color y sabor del aceite. Cuando le añades el caldo debes tener el arroz haciendo ruido como de crujir; añades dos tercios de caldo y el resto lo reservas para abrir las almejas, para no contar con más liquido de la cuenta.